Saltar al contenido
Trilogía de Nutrición

¿Cuándo comer la fruta para no engordar?

Muchas veces nos preguntamos ¿Cuándo comer la fruta para no engordar?, si debemos comerla antes de la comida, después o es mejor comerla aparte como snack en la merienda o desayuno, entre comidas.

En otro de mis post hablamos sobre la saciedad de las frutas según sus macronutrientes, que te recomiendo encarecidamente echarle un vistazo.

Comer fruta antes de la comida para no engordar.

Cuando comemos fruta antes de la comida principal o de la cena, es probable que reduzcamos nuestra ingesta energética. La fibra, el agua y poca energía que tienen las frutas hacen que nos saciemos antes y durante más tiempo consumiendo una menor cantidad de otros alimentos más calóricos. En el artículo (1) demostraron que cuando se ingiere fruta durante la comida, hay hasta un 18% de reducción de la ingesta en la posterior comida, independientemente de si la fruta era tomada antes o después.

Consumir fruta después la comida ¿engorda?.

En muchos lugares es tradición o cultura tomar la fruta después de la comida como postre, y esta es una excelente idea, como he puesto anteriormente esto hará que nos sintamos más saciados frente a la siguiente comida y por tanto comamos menos, algo que nos puede ayudar mucho para bajar/mantener nuestro peso y cantidad de grasa.

Tomar fruta después de la comida para perder peso

Hay muchos mitos, ´´el más popular es que la fruta después de la comida engorda más´´ porque fermenta en el estómago y esto hará que se convierta en grasa. Y la realidad es que si una fruta tiene 50 kcal antes de la comida, las seguirá teniendo después de la comida. Siguiendo con este mito, comer fruta después de la comida seguramente hará que adelgaces, el motivo es que posiblemente al consumir esta fruta no comes ese trozo de tarta, dulce y demás postres que son mucho más calóricos.

Fruta en la merienda o en el desayuno

Si preferimos comer la fruta en la merienda o en el desayuno, debemos saber que también podemos y debemos tomarla en el almuerzo a medio día y en la cena, ya no hay un límite superior para comer fruta. Cuando hablamos de tomar entre 3-5 piezas frutas diarias estamos recomendando los mínimos, pero no habría ningún problema en comer 6-7 piezas de frutas diarias, de hecho, si con ello estas desplazando alimentos menos saludables como dulces, patatas fritas, galletas, etc… es más saludable el ingerir más fruta.

Dependiendo del lugar en el que te encuentres será más cómodo comer unas frutas u otras. Si estas en casa lo aconsejable siempre es comer frutas de temporada, si estas fuera de casa seguiremos con la premisa de que sea de temporada pero además cogeremos las más cómodas de transportar y comer en cualquier lado. Algunos ejemplos son el plátano, la manzana, mandarina, pera en sus diferentes variedades, y en definitiva aquellas que se pelan fácilmente o incluso las que no es necesario.

Conclusión

La conclusión es que no importa tanto el cuándo comerla.

Lo importante es introducirla en nuestra alimentación diaria.

El cuándo va a depender sencillamente de tus gustos, preferencias y circunstancias.

Complejo B engorda

¿Sabías que el complejo B te puede hacer engordar?

En este artículo te digo como tomarlo para que eso no ocurra.

Bibliografía

Bibi Nabihah Abdul Hakim et al. Effect of Sequence of Fruit Intake in a Meal on Satiety. Int. J. Environ. Res. Public Health 2019, 16, 4464;

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.