Saltarse la dieta un día

Una de las dudas más frecuentes que tengo en la consulta es si puedes saltarse la dieta un día.

Muchas veces tenemos la falsa idea de que sino seguimos una rigidez en nuestra alimentación y alguna comida no es exactamente la que tenemos puesta pensamos que nos estamos saltando la dieta y nos sentimos fatal por ello.
Para empezar saltarse la dieta un día quiere decir que no tienes ningún control ese día ni seguimos nuestro patrón alimentario con la distribución de micronutrientes y macronutrientes equilibrado. Está definición sería saltarse la dieta sin control ni pauta, para hacer día trampa o comida trampa lo más aconsejable es programarlo para así tener un control sobre lo que estamos haciendo.

El problema en si no es el hecho de comer más o comer menos, si no el hecho de perder el control sobre nuestra alimentación y dejarnos llevar por las emociones.
Aún así cuando hemos tenido un mal día, no hemos tenido tiempo o no estamos pasando una buena racha es normal que tengamos tendencia hacia nuestros antiguos hábitos normalmente menos saludables y con preferencias por alimentos más procesados e hipercalóricos.

¿Que pasa si rompo la dieta un día?

Pues normalmente nada, imagínate que todos los días durante la semana llevas una alimentación muy mala, alimentos muy procesados, patatas fritas, bollería, refrescos… Y un día decides comer saludable. ¿Crees que por ese día tú alimentación pasará a ser saludable? No, verdad. Pues al contrario pasa lo mismo, al final lo más importante es que tengas una alimentación saludable el 80% de los días.

De hecho el que tengas de vez en cuando estos días donde no controlas tanto alimentación o metes alimentos que no comes de manera rutinaria te permite saborear más estos alimentos, disfrutarlos más y puedas mantener el resto de la semana tu alimentación más saludable.

¿Qué pasa si rompo la dieta una semana?

Si me he saltado la dieta durante toda una semana, obviamente lo que puede pasar es que nos pasemos de calorías y mantengamos o retrasamos un poco más los objetivos. Aún así teniendo en cuenta a largo plazo si solo es una semana cada 10 o 12 semanas la tendencia es a tener una alimentación muy saludable lo cual no habría problema.
El problema es cuando tu tendencia es llevar una alimentación poco saludable y al cambiar hacia hábitos muy saludables de manera muy estricta y un cambio radical, al poco tiempo tengas esta semana dónde pierdes el control y te afecta emocionalmente.
En estos casos es muy recomendable que te siga muy cerca tu nutricionista y vayas comentando con el todas estas dudas y problemas a los que te estás enfrentando para llevar hábitos más saludables para que el pueda darte las herramientas necesarias según tú necesidad.

¿Qué hacer cuando me he saltado la dieta?

  • Cuando te has saltado la dieta de manera no pautada lo primero que tienes que hacer es no sentirte culpable, porque solo hará que te sientas peor y sea mucho más fácil o tengas mucha más tendencia a volver a caer y perder el control. Tienes que tener en cuenta que tu cerebro de manera automática quiere volver a los hábitos anteriores porque son más sencillos para él y no necesita esforzarse para cambiar. Para crear un nuevo hábito alimentario tienes que saber que la clave es la constancia, paciencia y disciplina. Cuándo empezaste a montar en bicicleta al principio era muy difícil, no mantienes el equilibrio, no te sientes seguro y tropiezas cada dos por tres, pero al final si eres constante , tienes paciencia y todos los días prácticas conseguirás hacerlo con mucha facilidad. El proceso de adquirir nuevos hábitos alimentarios es muy parecido a este.
  • Lo segundo que tienes que hacer cuando te has saltado la dieta es retomar la rutina o patrón alimentario saludable en la siguiente comida. Por ejemplo, si el viernes noche te has ido de tapas con unos amigos y no has tenido en cuenta tu alimentación, el sábado cuando me levante no tienes que sentirte culpable, simplemente seguir mi rutina alimentaria. De esta manera no pasa nada porque ese viernes te hayas saltado la dieta. El problema aquí es que te dejes llevar el sábado y domingo porque piensas, ya que me he saltado la dieta el viernes volveré a empezar el lunes y has convertido una comida saludable en dos días y medio de comida poco saludable.
  • Algo que también es muy importante independientemente de si nos saltemos o no nadie está es mantenernos todos los días activos especialmente si nos hemos saltado la dieta. Tomando de referencia el ejemplo anterior el sábado si vinimos con muestra rutina alimentaria y podemos dar un paseo o ir a entrenar para aumentar un poco el gasto energético. Esto debes hacerlo relacionar el comer de manera poco saludable con ejercicio. Ejercicio no es un castigo por el día trampa sino que simplemente si estás haciendo una dieta con déficit calórico y ya has pasado mucho de calorías puede ser una buena estrategia para aumentar un poco el cardio al día siguiente. Si tu objetivo es estar saludable no es necesario tener en cuenta y este control calórico.
  • Muchas veces comemos por aburrimiento, por gula, por estrés, por falta de herramientas, por desconocimiento, por falta de tiempo, pereza,… Y dependiendo de la causa de esta falta de control necesitaremos la ayuda de otro profesional. Es importante que cuando pasen estos episodios anotemos en un cuaderno o diario cuál ha sido el detonante quién os ha hecho perder el control con tú alimentación, de esta manera podemos identificar el problema y vemos si solo a través de la alimentación podemos controlarlo o tenemos que pedir ayuda de un psicólog@ que te ayude a gestionar tu relación con la comida.

Valora esta entrada

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: